Alquilar coche en Estados Unidos

Si se quiere alquilar un coche en Estados Unidos, por ejemplo para realizar la Ruta 66, hay que tener en cuenta algunas peculiaridades de los coches en Estados Unidos.

Coche en la ruta 66
Coche en la ruta 66
  • Hay muchos modelos de coches europeos que no existen en Estados Unidos y muchos modelos americanos que no habremos visto en nuestra vida. Por eso es conveniente informarse bien sobre el tipo de coche que estamos alquilando, buscando comparativas con automóviles que nos resulten más conocidos.
  • Los coches que se emplean en Estados Unidos son, por lo general, entre grandes y muy grandes. Nada de minúsculos Citröen C2 o Peugeot 207. Los coches van a ser de grandes cilindradas y tamaños, en algunos casos pueden parecernos automóviles enormes y no hay posible elección de coches pequeños.
  • Los coches, al ser muy grandes, tienen consumos desmesurados. Hay que hacerse una idea de que son coches que fácilmente pueden superar los 15 litros para 100 kilómetros. Aquí hay que tener en cuenta que entre que se usa la milla en vez del kilómetro y el galón en lugar del litro uno nunca acaba de estar seguro de lo que está gastando. Pero son coches voraces.
  • route66-2

  • Los coches que uno se encuentra en las agencias de alquiler son por lo general de gasolina. El diésel es una excepción así que asumid que casi con toda seguridad tendréis que recurrir a la gasolina. Un inconveniente del diésel, además de su rareza, es que hay gasolinas que no tienen surtidores de diésel, sobre todo si se transita por regiones más rurales de Estados Unidos, como las que se cruzan cuando se realiza la Ruta 66.
  • Es muy frecuente que los coches sean automáticos. Es decir, que son coches sin embrague y sin cambio de marchas, por lo que su conducción es mucho más sencilla.
  • La gasolina es relativamente barata en Estados Unidos. Aunque los coches sean tragones del oro negro no debe suponer una preocupación en el presupuesto ya que el precio es casi la mitad de lo que costaría en cualquier país europeo.
  • Hay que atender mucho a las agencias con las que se puede contratar online el alquiler de un coche. Hay ofertas de todo tipo y hay que tener mucho ojo pues se pueden encontrar precios realmente buenos. Los tres factores más importantes a tener en cuenta son:
    a) Seguro. Ver la cobertura del seguro y si es realmente a todo riesgo o con franquicia.
    b) Forma de pago. En algunas compañías hay que pagar una fianza importante por la reserva del coche y en otras te exigirán el pago de todo el alquiler del vehículo.
    c) Drop-on y drop-off. Es muy normal que en un viaje turístico por Estados Unidos la recepción del vehículo se haga en un punto y se quiera sin embargo devolver en otro. Por ejemplo si se quiere realizar la Ruta 66 se suele cruzar de oeste a este o viceversa. El devolver el vehículo en otra parte puede aumentar el precio del alquiler en un 100%.
  • Por lo general el alquiler de vehículos en Estados Unidos es más económico que en Europa y alquilar un coche por dos semanas puede estar en menos de 500 euros.

Al margen de todo esto, si se tiene pensado viajar a los Estados Unidos y a uno le gusta conducir, tiene que ser consciente de que Estados Unidos da muchas más facilidades (entiéndase precios más razonables) para alquilar por tiempo limitado un vehículo deportivo de ensueño. Se puede alquilar el coche de los sueños sin tener que pagar una tarifa obscena. Así que si quieres puedes, en Estados Unidos se puede alquilar un Ferrari o un Lamborghini con precios más competitivos que en España o Latinoamérica.

Fuente: Ruta 66.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *