Bajo Nuevo Bank y Serranilla Bank

A pesar de ser Estados Unidos un país eminentemente continental, gran parte de sus territorios corresponden a islas del Pacífico, Atlántico y Caribe. La superficie del archipiélago de Hawaii ya es tan grande como todo Bélgica. Ocho islas de Alaska son más grandes que la española isla de Mallorca.

Si uno indaga entre todos los territorios de Estados Unidos se encuentra con las exóticas Islas Ultramarinas de Estados Unidos (United States Minor Outlying Islands), que no son más que una división estadística que recoge nueve minúsculos archipiélagos, repartidos por el Pacífico y el Caribe, que son territorio de los Estados Unidos.

Son islas insignificantemente pequeñas que no forman parte de ningún estado y entran dentro de la jurisdicción de Washington. Su población ronda las 1.000 personas, contando que sólo unas pocas de estas islas están habitadas. Llama la atención la isla de Wake que tenía censado un único habitante(!) en el 2000. Posiblemente sea un caso único en el mundo, islas deshabitadas las hay por miles. Y habitadas otras tantas, pero con un único habitante, posiblemente esta sea la única.

Cada uno de estos territorios de las Islas Ultramarinas de Estados Unidos daría para escribir mucho. Voy a destacar simplemente dos de ellas, Bajo Nuevo Bank y Serranilla Bank. Estas dos islas se encuentran al oeste del Mar Caribe y reciben diversos nombres, entre ellos los de Bajo Nuevo o Islas Petrel.

bajo-nuevo-bank

A pesar de que se tiende a asociar los Estados Unidos con conflictos bélicos territoriales en lugares que no les pertenecen, resulta curioso saber que estas islas figuran en los listados de territorios de los Estados Unidos pero que, de facto, son territorio de Colombia.

Sobre estas islas deshabitadas, sin nada aprovechable – de momento – hay un conflicto entre Colombia, Jamaica, Nicaragua y los Estados Unidos. Colombia actúa como si tuviera la soberanía de las islas, y de echo es quien construyera un faro en la mayor de las islas Bajo Nuevo Bank. Pero Nicaragua tiene pretensiones sobre ellas y así lo ha manifestado en diversas ocasiones. Asimismo sucede con Jamaica, que sin embargo ha tratado de llegar a acuerdos con Colombia, en una especie de soberanía compartida.

bajo_nuevo_bank

Y en todas estas dialécticas territoriales, que no son más que peleas que acaban provocando los periódicos más que los propios países, se encuentra Estados Unidos que nunca se ha preocupado de nada respecto a las islas pero que tampoco por ello las retira de sus listados de posesiones de ultramar. Estados Unidos firmó en 1972 un acuerdo de renuncia a las islas Guano con Colombia y los colombianos quisieron entender que con ello también incluían la renuncia a estos dos territorios. Pero al no estar citados expresamente por su nombre en dicho tratado su pertenencia sigue estando en el limbo.

Así, aunque los americanos nunca han protagonizado ningún incidente de cara a luchar por su soberanía, los más aplicados alumnos estadounidenses tienen que seguir aprendiéndose el nombre de estas exóticas islas que, salvo que alguien diga lo contrario, también pertenecen a los Estados Unidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *