Wellesley College

El equivalente en Estados Unidos para los estudios universitarios es el College o la University, dependiendo de lo que se desee estudiar. El término College se refiere a estudios más generales y menos especializados, podría asociarse a una carrera universitaria corta, mientras que la University es para estudios más formales, como las carreras de Medicina o Derecho, o más similar a los estudios de posgrado.

Las Universidades más famosas de Estados Unidos son muy conocidas: Harvard, Princeton, Yale, Stanford, MIT, etc. pero fuera de Estados Unidos los Colleges tienen una imagen casi de instituto. No resulta tan obvio que muchos de ellos son instituciones con una historia y calidad educativa similares.

Aunque sólo ocupa el quinto puesto en los rankings de los mejores College del país, una de las instituciones más valoradas por muchos americanos es el Wellesley College de Massachusetts, a unos 20 kilómetros de Boston.

wellesley

Se trata de uno de los únicos College exclusivamente femeninos del país. Fundado en 1870, su objetivo inicial fue el de tratar de dar a las mujeres una educación lo más parecida posible, en calidad, a la que podían recibir los hombres. Con el paso de los años, su status de no permitir el acceso a los hombres se ha ido complicando cada vez más, hasta el punto de que es de esperar que con el paso del tiempo acabe siendo una institución mixta. Ahora resulta curioso que sean los hombres los que se sientan discriminados al no poder inscribirse en uno de los mejores Colleges de los Estados Unidos.

Cuentan en un famoso artículo publicado en la revista Rolling Stone, que en el año 2001 el estudiante tal vez más afortunado del mundo fue Ross Franklin, al ser el único estudiante de intercambio en el Wellesley College. Aunque parezca el argumento de una película americana, es una situación que se repite cada año para unos pocos privilegiados.

wellesley-girls

La vida para este estudiante de intercambio no fue nada desagradable. En un entorno aislado, donde los únicos hombres son algunos profesores y trabajadores del centro, ser el único estudiante implica recibir mucha atención por parte de las alumnas.

Hay que tener en cuenta que Wellesley es uno de los mejores centros del país, por lo que muchas de sus alumnas son de familias bien situadas. La institución siempre ha tenido fama por su calidad educativa y su liberalidad a la hora de permitir que las estudiantes se comporten como deseen, es más, fomentando un pensamiento autónomo.

La escuela ha dado un número desproporcionado de presidentas de empresas. “Corporativo” es una palabra que se pronuncia a menudo cuando se está hablando de la reputación de los estudios en Wellesley.

Al mismo tiempo, entre las chicas de la institución se trata de lanzar una imagen de mujeres extraordinarias, de un lado, es uno de los pocos centros femeninos que no tienen fama de una larga proporción de lesbianas. Por otro, el eslogan extraoficial de “Mujeres independientes, mujeres asombrosas”. Además de por su prestigioso título en “Liberal Arts”, las estudiantes de Wellesley tienen fama de ser muy liberales en lo que al sexo se refiere. Muchas son las que han experimentado todo tipo de relaciones, al encontrarse en un ambiente que era muy tolerante con actitudes que en cualquier otro centro del país habrían sido censuradas y prohibidas.

La situación para los pocos hombres que trabajan en el centro es a veces complicada. Ante la falta de alternativas, son muchas las mujeres que tratan de seducirlos abiertamente. Para un hombre heterosexual trabajar en Wellesley es casi un desafío. Para un hombre casado, una prueba imposible a su matrimonio. El citado artículo narra cómo para muchos profesores las relaciones se entremezclaban hasta el punto de poder mantener dos o tres infidelidades simultáneas, sin haberlo planeado lo más mínimo.

Y es que a diferencia de otros centros, las relaciones entre profesores y alumnas, aunque no se recomiendan, no están prohibidas.

Un trabajador de la cafetería del centro, a pesar del poco atractivo que presenta por realizar un trabajo mal remunerado, afirmaba que en los cuatro meses que estuvo trabajando en Wellesley tuvo más de 26 relaciones distintas con alumnas.

El College se encuentra junto al lago Waban y tiene unas instalaciones de una belleza arquitectónica y natural incomparables, siendo en sí mismo un lugar de extraordinaria belleza.
wellesley-biblioteca

Una de las celebraciones más pintorescas del centro es el baile extraoficial, Dyke Ball, organizado por el club de Lesbianas, Bisexuales, Transexuales y Amigas, dentro de Wellesley. Este baile, al que sólo pueden asistir estudiantes del centro o una persona que venga apadrinada por alguna estudiante. En este baile, de legendaria fama en la región, los hombres sólo pueden asistir si van disfrazados de mujeres y las mujeres deben ir vestidas lo menos posible. Lo que pasa en dicha fiesta, ahí queda. Puedes ver muchas fotos de los que se preparan para asistir a la misma. Pero luego no verás ninguna de la pista de baile. Muchos matarían solo por poder asistir a una de estas fiestas.

wellesley-fiesta

Es por todo esto que la situación de estudiante de intercambio en Wellesley College es una especie de lotería única en el mundo. El estudiante del curso 1995-1996 contaba que tardó casi 40 minutos en llegar a clase porque continuamente le saludaban las chicas que se iba encontrando por su camino. Y que vivió una época de desenfreno en que tenía citas con tres chicas distintas al día.

Una especie de fantasía hecha realidad, una de tantas que sólo ocurren en América.

One thought on “Wellesley College”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *